domingo, 22 de septiembre de 2013

Poema DE ESOS MOMENTOS


AL AMIGO

Voy al amigo
cuando voy a mi
me conoce su intuición
me enseña su vocación,
él asiste orgulloso
a todos mis aciertos
y me hace grande
cuando no veo mi tamaño.
Voy al amigo
sin ir a él,
la distancia
no separa acuerdos
la distancia sólo es
una palabra vacía,
los te quiero
no riñen con el silencio...
Voy al amigo
como vino a mi
desprevenido
continuamente
desprevenido,
hasta que un día
empecé a quererlo,
qué día fue ese
que no recuerdo
desapercibido
sin mancha
distinto a aquel
en que me dijo que me quería
lo recuerdo, me lo dijo
y yo era extranjera aún
de todos sus espacios.
Voy al amigo
para que no sea
que entre líneas del tiempo
o entre hojas de otoño
adivine mi amor
o lo suponga,
y yo me quede
sin la sublime emoción
irrepetible
de que lo sepa
ahora,
por mi.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Poema QUIERO


Y dijo la tierra:
Soy variable
porque soy perfecta
y en lo perfecto de mi
esta la primavera,
soy como el lienzo
donde el artista
lanza el colorido pigmento
de las flores
cuando le estalla
la alegría
soy retorno y respiro
el gran pétalo
de la flor
sobre la flor.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013





El corazón es de pan
debe de serlo
blando
amable
ligero
abundante
dispuesto,
cuando endurece
deja de serlo.
El corazón.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Ese temor a la muerte
que no sucede 
cuando estoy en tu abrazo... 

Irma Pérez, La Pillis - 2013


Volver a pasar por allí
saber poco
reír mucho
andar sin monedas
correr sin conciencia
imaginar sin límites
acompañar sin reloj
estrenar ilusiones
dar besos
abrazar sin temor,
volver a ser
como cuando no se es
"grande".

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013



Lo he visto
ayer lo vi,
como hoy 
ajustado en mi retina
como imagen en sepia,
se pasea por mi cuadra
se sienta y me dialoga
me sonríe
me mira,
me hace un guiño
desde aquel abrazo
me lanza su aroma
y yo lo atrapo
como a un "home run"
en el que sale a correr
todo mi entusiasmo,
el amor
recorre todas mis bases...
las mariposas
de esos novios que vi hoy
también son mías...

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013



Es mi fortuna, mí amor
que sea tu hombro 
el mullido cojín de mi cansancio,
que sea tu cuerpo
un puerto desde donde
me saludas y me guardas
y me esperas,
que tus ojos sean
mi campo y mi hogar
el cielo abierto
donde citamos los encuentros.
Qué puedo ser yo, mi amor
cuál tu fortuna
qué luna de oro te falta
qué deseo
que haya querido tu boca
y yo
no haya sido ese beso...

IRMA PÉREZ, La Pillis- 2013



En un ropero
allí
donde todos 
nos escondemos
nos disfrazamos
nos vestimos
nos decoramos
nos miramos
donde colgamos los ánimos
las necesidades
los temores
los fríos
el deseo
"los guayos",
donde nos quitamos
mucho más
que la ropa y los zapatos
donde quizá
somos
entre lágrimas o no
lo que realmente
somos.

IRMA PÉREZ, La Pillis 2013


domingo, 1 de septiembre de 2013

Tras la puerta de madera
vecina de mil puertas de madera
que combinan con sus ventanas de madera
desde mi estancia de madera
sobre mi silla de madera
en mi mesa de madera
sobre el pulcro piso de madera
miro la caneca de madera
a tope de papeles en espera
contradicciones
mentiras
el hipócrita poema a la madera
(a quién se le ocurre
al árbol)...
Tras la puerta de madera
en mi silla de madera,
el papel en blanco
me revela
toda mi vergüenza.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Poema, DEL AMOR


Poema, TU SONRISA


!Hombre del campo!
Cada vez que te imagino
lejos de tu leña
me llueve el dolor de tu destierro.
Cada vez que te veo
con tus manos de tierra
y tu sano amanecer
me llueve el dolor de tu destierro.
Cada vez que me huele a verde
a camino de flores
a papa
me llueve el dolor de tu destierro.
Campesino, me dueles.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Hoy me sorprendió el tiempo 
plantándose frente a mi,
me miro directo a los ojos
desafiando mi voluntad de verme
y me dijo:
"He pasado una, dos, diez
cincuenta veces sobre ti,
se que ahora lo notas
que ahora lo sabes,
solo ahora,
que me has visto
agotado de juventud
en una piel con otra textura
y otras sombras.
Sólo ahora que me sientes
en tu cuerpo y en tus huesos.
Antes, intuías mis huellas
pero ignorabas las acentuadas
pasando de ellas como si nada.
Pero hoy sostuviste
algo más que la mirada,
y mientras lo hacías
me descubrí en tus ojos
esos mismos ojos tuyos
sorprendidos
abiertos
crédulos
con los que empezaste
con los que empezamos
a vivir
sin cuenta..."

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013