sábado, 16 de septiembre de 2017

De dónde voy a sacar un poema
que te hable de mi amor
sin romperme el pecho
quién pudiera escribir sobre lo eterno
si antes no te ve
más allá de mis ojos
en el después de la vida
no, en ningún lugar
nadie
te entregará -latiendo- ese poema
y, sin embargo
aquí te dejo, amor mío
un corazón abierto con mi nombre.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2017


jueves, 7 de septiembre de 2017

Si se piensa, este mundo tuvo que haberse caído alguna vez, ¡tasszzz! y quedó con tales fisuras, tan profundas e irreconocibles como fronteras o brechas irreconciliables.
La deformación del mundo, sin embargo, no es por eso; creo que lo que fatalmente se perdió en esa caída, fue la sincera intención de reparación.
IRMA PEREZ, La Pillis
JEANETTE JARVILLE

UN SILENCIO DE 1968


De un momento a otro,
el ruido de la metrópoli
los monótonos relojes
los callejeros susurros
la ronquera de la maquina
el agitado latido
la bronca de las nubes
la tos de la chicharra
las voces cantando
los vecinos llegando
las perversas sirenas
los motores andando
la rabieta del agua -la de mis ojos-
la estridencia del gallo
la algarabía del perro -de mi voz-
el estallido del mundo -mas allá del mundo-
el vacío finito
la amistosa soledad
la amabilidad de la luz verde -de la vela-
la complicidad de la calma
el derroche de ganas -de risas-
el placer de oír -de amanecer-
¡Todo!
todo lo que existe
desapareció
se fue contigo.
De un momento a otro
me e-s-p-a-n-t-o,
silencio
silencio
silencio, por debajo del silencio
por encima de la vida, el silencio
como un día domingo
a las tres de la tarde
en 1968.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2015

IMAGINACIÓN: Dícese de la facultad especial que tiene el hombre, que en el pájaro, se llaman alas. 

IRMA PEREZ, La Pillis
Solemos andar
por el borde de algún sueño joven
que dejamos desatendido.
Con el tiempo 
la prudente distancia nos revela
las formas
los brillos
las sombras
los "cuándos"
los "cómo".
Desde ahí
-despiertos los ojos y el arrojo-
aterrizamos con destreza de ave
sobre el preparado suelo de
ese sueño antiguo
remojado y fértil.
¡Estamos listos como
la misma tierra abonada!
de espaldas al miedo
de cara al sueño.

IRMA PEREZ, La Pillis
Por mucho tiempo he ocultado
el imperfecto de mi cuerpo,
giro
salto
obra y arte
todo
voy y vengo
sin que nadie lo note
sin embargo,
el esfuerzo no es doble por el espejo
lo que es un par
siempre hace el milagro cuando es uno
no es temprano
no es tarde
pero llegó el cansancio
con los años
aquello se ha extendido tanto que
finalmente, arribó a mi alma;
ahora
ella y yo asumimos
la quietud
la soledad que es nueva, otra;
en retrospectiva me miro y
estoy lejos del otro lado
de todo y de todos
mi única ala
reposa su eterno entusiasmo
observo su grandeza,
por fin le reconozco y
presumo orgullosa
mis horas de vuelo
¡es perfecta!
IRMA PEREZ, La Pillis - 2017

EN SILENCIO


En la noche,
en la estrecha hora
cuando los faroles abran los caminos 
y en las esquinas
los semáforos den luz hacia la casa
cuando aflojemos
la cintura
el cuello
el relamido pensamiento
te pido
que no hablemos
que te quedes conmigo
que conmigo te sientes
y, en el espacio ése
en donde los dos cabemos
seamos compañía
para tu silencio
para mi silencio
para escucharnos respirar,
tan sólo.
IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

DE LLAVES Y PUERTAS


El pensamiento es una llave que
abre todas las puertas
hay tantas puertas que he abierto
y, sin embargo
ninguna ha sido
para encontrar mis sueños, todavía
a veces
en los recovecos de esos
diálogos conmigo
aparece la forma
el entusiasmo hace espuma
la llave gira
los pies se liberan como
llegando a casa
si…, como llegando
pero, otras veces
como ahora
el pensar, no es llave
tampoco cerradura
es, en cambio
una puerta lisa y sin bisagras
como tapia antigua de cemento
en donde rebotan todas las posibilidades
como inútiles llaves de caucho.
IRMA PEREZ, La Pillis
Tras la puerta de madera
vecina de mil puertas de madera
que combinan con
sus ventanas de madera
desde mi estancia de madera
sobre mi silla de madera
en mi mesa de madera
sobre el pulcro piso de madera
miro la caneca de madera
a tope de papeles en espera;
contradicciones
mentiras
el hipócrita poema a la madera
- ¿a quién se le ocurre, al árbol? -
Tras la puerta de madera
en mi silla de madera,
el papel en blanco
me revela
toda mi vergüenza.

IRMA PÉREZ, La Pillis